Arqueólogos Encontraron Una Vasija De Más De 800 Años. Lo Que Había Adentro... Cambió La Historia.

En el 2008, en una excavación en Wisconsin, unos arqueólogos hicieron un pequeño, pero asombroso descubrimiento: Una diminuta vasija de arcilla.

A pesar de que no se era muy impresionante a simple vista, se descubrió esta pequeña pieza de cerámica tenía 800 años de antigüedad.

Adentro, los arqueólogos encontraron unas semillas. Las semillas probablemente fueron enterradas en la vasija como un método para guardar suministros de comida. Se determinó que las semillas eran una vieja y ahora extinta especie de calabacín.

Ahora, siete años después del descubrimiento, unos estudiantes decidieron plantar las semillas de 800 años - y para sorpresa de todos, algo creció!

El calabacín fue nombrado Gete-okosomin, que Significa "Viejo y Enorme Calabacín".

Ahora, están trabajando en cultivar el calabación para que no vuelva a extinguirse.

Puede parecer un humilde calabacín, preo también es el símbolo de las comunidades de antes y una mirada fascinante a lo increíbles que pueden ser las plantas.

Si este post te ha gustado, no te lo quedes para ti y compártelo con los tuyos.

F: littlethings