Cada Año, Este Árbol Chino De 1,400 Años Hace La Cosa Más Fantástica Que Has Visto En Tu Vida.

En las Montañas Zhongnan en China, hay un antiguo árbol de 1,400 años de ginkgo que crece junto al templo budista Gu Guanyin. Cada año en otoño, las hojas del gigantesco árbol cambian de color verde a un amarillo brillante.

Mientras caen, las hojas transforman el templo en un increíble océano de oro que quita el aliento. El espectacular árbol atrae a miles de visitantes cada año.

El árbol de ginkgo es el último que queda de una especie muy antigua de árboles que han cambiado poco durante los últimos 270 millones de años.

Por esta razón, es conocido como un 'fósil viviente', pues la especie es de una época en la que los dinosaurios aún habitaban la tierra.

Este árbol ha sido cultivado en China por miles de años y posee un estatus especial en el budismo y en confucianismo. El ginkgo es un ingrediente popular en muchos suplementos de salud y se cree que puede mejorar las funciones cognitivas y la concenctración.

Si este post te ha gustado, no te lo quedes para ti y compártelo con los tuyos.

F: wimp