Comía Sólo Chatarra Y Bebía 8 Latas De Energizante Al Día... Pero Eso No Fue Lo Que Lo Destruyó

Obsesionado con ganar tamaño y tener el cuerpo de un físicoculturista perfecto, Dean Wharmby, de 39 años, de Rochdale, Inglaterra, sobrevivía con una dieta de 10.000 calorías diarias, comiendo hamburguesas, pizzas y sandwiches de tocino - y tomando de siete a ocho latas de bebida energética al día.

El entusiasta del gimansio, padre de una hija, murió en julio de este año, después de cinco años y medio de batalla ardua contra el cáncer de hígado causado por años de abuso de esteroides. Él también tomaba esteroides anabólicos para aumentar su energía y esculpir sus músculos - algo que la forense Lisa Hashmi dijo que era la "causa directa" de su muerte.

En su investigación, la señora Hashmi dijo que la muerte de Wharmby debe servir como un recordatorio sobre el peligro de usar esteroides. Ella dijo: "Me encuentro en el balance de probabilidades de que en un joven consciente de la salud, la causa más probable de sus tumores en el hígado fue el mal uso de esteroides anabólicos. A mi juicio, hay una relación directa y causal con la muerte de Dean".

alt

"El uso de esteroides anabólicos, que aparentemente es moneda corriente en todas partes, no está exenta de riesgo inherente. Insto a todos aquellos usando y abusando de esas drogas a reconsiderar su posición y preguntarse si realmente vale la pena dado los riesgos que amenazan la vida", dijo la forense.

Hacia el final de su vida Wharmby había empezado a usar la medicina natural, incluyendo reiki espiritual, y en un punto él estaba tomando 200 comprimidos de remedios naturales por día.

alt

Su compañera Charlotte Rigby dijo que cuando conoció a Dean hace ocho años, tenía sospechas de que había utilizado esteroides debido a su estructura muscular, pero dijo que cuando se juntaron en 2010, él estaba tratando de dejar de tomar los medicamentos.

La crónica de Dean y Charlotte de su batalla contra el cáncer en una página de Facebook llamada "El viaje de Dean", atrajo cerca de 10.000 seguidores.

alt

Subiendo vídeos y manteniendo una actitud positiva, él publicó acerca de su enfoque único sobre la lucha contra el cáncer mediante el uso de la medicina natural, tomar vitaminas y la adopción de una dieta estricta que implicaba cortar el azúcar y la carne.

Al hablar con MailOnline en marzo, Wharmby explicó porqué primero adoptó su dieta poco saludable llena de calorías.

Él dijo: "Fue porque yo estaba tratando de ser lo más grande posible. No puedo decir que fue la dieta con seguridad, pero cosas como las bebidas energéticas podrían ser factores contribuyentes. Las carnes rojas - hemos encontrado muchas cosas que tienen tantas impurezas. Creo que fue una combinación de todo".

alt

Wharmby había sido un físicoculturista por 20 años, antes de que se enfermara. Él admitió que al principio tomó esteroides por alrededor de un año para crear su físico porque "todo el mundo lo hacía". Pero pronto los dejó, cuando comenzó a construir su negocio de entrenamiento personal. Fue entonces que su dieta dio un giro para peor.

alt

Y agregó: "Yo estaba en constante movimiento". Wharmby sacaba energía de 7 a 8 latas de bebida energética, mientras que comía cada dos horas. Y si bien algunas comidas eran típicas de físicoculturista - batidos de proteínas, huevos y pollo - otras eran menos convencionales. Comía McDonalds como aperitivo, y una pizza en el camino a casa - que comía mientras que su novia preparaba la cena.

alt

Pero luego se convirtió en un mal, cuando hace cinco años y medio, los médicos descubrieron el cáncer. Se le ofreció la quimioterapia y un trasplante de hígado, pero él decidió tratarse con medicinas naturales. Él dijo: "Me negué desde el primer día. La razón principal por la que elegí ser natural en lugar de artificial era porque quería vivir. Yo no quiero morir".

alt

Sin embargo, eso significaba que tenía que repensar por completo su dieta, que estaba llena de 'alimentos ácidos' - que se cree que ayudan a que el cáncer prospere. Y por un año, fue un éxito: el tumor de Wharmby desapareció. Pero de todas maneras él no pudo dejar su vida en el gimnasio.

alt

En 2013, se desplomó afuera del gimnasio donde trabajaba como entrenador, y fue trasladado al hospital. Al año siguiente, volvió a su estilo de vida saludable. Pero luego las cosas empezaron a ir mal: él rompió con su novia brevemente, y se encontró sin hogar - por lo que fue difícil concentrarse en su recuperación. En noviembre, él estaba en el hospital "conectado a cada máquina que usted podría pensar", y los médicos dijeron que tenía sólo tres semanas de vida.

alt

El tumor había crecido, y había poco que los médicos pudieran hacer. "Me ofrecieron la quimioterapia, pero los médicos básicamente dijeron que no tenía sentido" -dijo Wharmby.

Así que Rigby, su novia - a quien él llamaba su "roca" - comenzó su régimen saludable una vez más. También comenzaron a recaudar fondos para ayudar a pagar los costos de tratamiento y establecieron la página de Facebook.

alt

Él también fue visitado por un médico en Londres - que esperaba reducir su tumor mediante el uso de la medicina natural. Pero el cáncer de Wharmby era demasiado avanzado.

Escribiendo en la página de Facebook, poco después de su muerte, Rigby dijo: "Yo tengo el corazón roto, pero fue una liberación lo que sentí poco después de que él ya no estaba en esa habitación. Sé que donde está ahora, es libre, está feliz, se ha sacudió toda su enfermedad y el dolor, y ahora es puro y perfecto, y vivirá para siempre".

Desgarrador. Comparte esta impactante historia. Ayúdanos a crear conciencia!

F: Dailymail