Como Un Niño Autista De 9 Años Empezó A Hablar A Los Dos Días De Ser Tratado Con Canabis.

La marihuana medicinal se está convirtiendo en el mejor tratamiento para diferentes tipos de enfermedades, según muchas personas incluso puede ser de mucha ayuda para el dolor por trastornos psicológicos. Pero está siendo obstaculizado por el hecho de que aún es ilegal en muchos países. Esa fue la razón por que la familia de Santiago dejó su hogar en Puerto Rico y decidió mudarse a Colorado.

Cuando el pequeño Kalel Santiago tenía tan solo 10 meses de nacido, le diagnosticaron un extraño cancer infantil llamado neuroblastoma, que hizo que pasara más de dos años siendo sometido a cirugias, radiación y quimioterapia.

Estos tratamientos estaban agotaban tanto a Santiago como a su familia pero cuando pensaron que nada podía empeorar, el pequeño Santiago fue diagnosticado con autismo no verbal.

Su padre dijo:

"Mientras estabamos en el hospital, nos dimos cuenta que él nunca hablaba y que tenía un comportamiento extraño como aletear las manos y caminar de puntillas. Pero nosotros esperamos hasta que el cancer desapareciera para ocuparnos de su comportamiento".

Abiel, su padre y su esposa Gladys, comenzaron a investigar el tipo de autismo de Kalel para poder entenderlo y buscar terapias que lo ayudaran. Uno de los tratamientos que encontraron era usar aceite de cannabis espeficamente el componente cannabidiol, más conocido como CDB

Después de leer cientos de testimonios sobre los efectos de niños en una situación similar a la de Kalel que fueron tratados con éxito con este CDB, decidieron que tenían que intentarlo. Todo dio un giro inesperado, tan solo dos días después de empezar el tratamiento cuando Kalel dio sus primeras palabras.

"Nos sorpendió en la escuela diciendo todas las vocales, A-E-I-O-U. No se alcanzan a imaginar la emoción que sentimos al escuchar la voz de Kalel por primera vez. Fue increíble".

Su profesor estaba tan asombrado que hizo una grabación y nos la envió. "He dicho lo correcto, lo único diferente que hemos estado haciendo es utilizar el CDB" continuaron los padres de Kalel. Con el tiempo, Kalel aprendió las consonantes y comenzó a decir palabras y frases completas.

"No tengo palabras suficientes para agradecer a los fabricantes del aceite CDB" manifiesta Abiel.