Él Iba Pasando Junto A Un Lago Congelado... Cuando Vio Algo Que Lo Hizo Zambullirse De Inmediato.

Si te encuentras en Noruega en Diciembre, darte un chapuzón en un lago es probablemente lo último que pase por tu mente. No tanto para Lars Jørun Langøien.

El se encontraba de excursión en Sognsvann, un lago al norte de Oslo, con unos compañeros de trabajo con quiens planeaba nadar en las aguas heladas. Sin embargo, terminó haciendo algo mucho mejor.

Cuando se acercaron al lago, notaron que había una delgada capa de hielo sobre el agua.

Mientras caminaban de arriba a abajo para revisar el hielo en diferentes lugares, ellos notaron a un pato desapareciendo bajo un muelle.

Sin embargo, cuando salió por el otro lado, se encontró en una situación complicada.

El hielo era mucho más espeso en ese lugar y el pato no puedo romperlo. Después de algunos intentos, el pato se había puesto boca arriba, quedando aún más atrapado.

Sin pensarlo, Langøien saltó al agua para salvar al ave.

Debido a que el grupo había viajado al lago con el propósito de nadar en las aguas, él ya estaba preparado física y mentalmente para el agua helada.

Él rompió el hielo y llevó al pato a la orilla.

Una vez en tierra firme, él descubrió que las cosas no serían tan fáciles. Langøien tuvo que darle respiracíon de boca a boca para que volviera a respirar.

Él dice que no hizo nada tan impresionante, pero el pato y sus amigos no están de acuerdo.

Si esta historia te ha gustado, no te la quedes para ti y compártela con los tuyos.

F: wimp