Él Pensó Que Tomaría Una Caminata Normal Y Lo Que Encontró Lo Dejó Sin Palabras.

Zachary Anderegg, un marino retirado, estaba caminando por los cañones de Arizona cuando se encontró algo que lo dejó en shock.

Era un perrito que estaba en los huesos, a punto de morir.

El perro estaba en un hueco, estaba tan flaco que pensó que estaba muerto.

Las latas de comida vacías y la frazada en la que estaba acostado significaban que alguien lo había abandonado allí.

Su primer instinto fue salir corriendo por agua y comida para el perrito.

También tenía heridas por perdigones.

Decidió llevarlo a su casa y hacer todo lo posible por mantenerlo vivo.

Su amor y cuidaron tuvieron un gran impacto en la vida de Riley, su perro.

Y hoy en día tienen muchas caminatas juntos.

En el mismo sitio en donde lo encontraron.

F: Wimp