Ella Corta Un Limón En Dos Y Lo Pone En El Horno. Parece Extraño... Pero El Resultado Es Increíble.

Hay ciertas tareas del hogar que son difíciles de disfrutar, por así decirlo. Algunas veces es porque toman mucho tiempo, otras es porque son difíciles y algunas veces por ambas. Afortunadamente, estos trucos te harán limpiar tu casa en un abrir y cerrar de ojos.

Dile adiós a las moscas con un limón y tu horno.

Toma dos o tres limones, córtalos por la mitad y mételos al horno. Deja la puerta entre abierta durante la noche y en la mañana, cierra la puerta y enciende el horno por unos minutos. Deja que el horno se enfríe y recoge la fruta y limpia el horno para disfrutar de tu casa libre de moscas.

El vinagre es clave para quitar los depósitos de agua.

Sin la ayuda de cualquier otra sustancia, el vinagre limpiará completamente los depósitos de agua en tus grifos. El ácido disuelve los residuos de calcio en poco tiempo.

Los limones pueden iluminar tu día.

Si tienes un lavamanos blanco que se ve un poco sucio, usa un limón y bicarbonato para librarte de las manchas. Simplemente rocía bicarbonato sobre el lavamanos y corta el limón. Bono: también mata los gérmenes.

El bicarbonato es clave para blanquear las uniones de las lozas de tu piso.

No importa cuanto limpies tu piso, si las uniones se ven sucias, los pisos nunca se verán limpios. Haz una pasta de bicarbonato y agua, espárcela sobre las partes afectadas y déjala actuar. Después de un rato, agregale vinagre y friégalo para limpiarlo.

Si hay olores en tu casa, pon un poco de vinagre en la estufa.

Pon un poco de vinagre en una olla y déjalo hervir. Este truco removerá cualquier olor viejo.

Si este post te ha gustado, no te lo quedes para ti y compártelo con los tuyos.

F: wimp