En 1987 Una Maniática Secuestró A Su Bebé. 23 Años Después... Mamá Descubre La Aterradora Realidad.

Joy White llevó a su hija Carlina al Hospital Harlem en Nueva York, pero no sabía que estaba a punto de pasar por la peor pesadilla de una madre.

Carlina fue separada de su madre para recibir la atención médica. Durante ese tiempo, una mujer disfrazada de enfermera se coló dentro del hospital.

En 1987, Joy White llevó a su bebé de 3 semanas al hospital debido a que tenía fiebre.

Una mujer vestida de enfermera se escabulló dentro del hospital y secuestró a su pequeña hija, Carlina.

Los años pasaron, luego décadas; Joy nunca perdió la esperanza de que volvería a ver a su hija.

La 'enfermera' que secuestró a Carlina fue Ann Netty. Después de tener dificultad para tener hijos, Ann secuestró a Carlina y la educó como su propia hija, a quien llamó 'Netty'

Ann se llevó a Carlina de Nueva York a Connecticut y después a Georgia - a miles de kilómetros de su verdadera familia.

Pero Carlina comenzó a sospechar acerca de su origen en su cumpleaños #16 cuando ella se dio cuenta que no se parecía a nadie de su familia.

El mismo año, cuando Carlina quedó embarazada, ella necesitó de su certificado de nacimiento para recibir cuidado prenatal. Carlina le pido el certificado a su 'madre', pero ella se negó.

Carliná buscó entre las cosas de Ann y tomó lo que ella creía, era su certificado de nacimiento. Cuando lo llevó al funcionario del gobierno, la acusaron de haber robado la identidad de alguien.

El certificado era falso.

Cuando Carlina confrontó a Ann acerca de su certifcado de nacimiento, Ann admitió que ella no era su madre biológica, pero dijo otra mentira aún peor.

"Tu madre te dejó y nunca regresó"

En ese momento Carlina decidió investigar por su cuenta sin muchas pistas. Siete años después, Carlina fue a la página web del Centro Nacional de Niños Desaparecidos.

Luego ella vió esta fotografía. Era una fotografía de Carlina White y un retrato de como se vería hoy en día.

Carlina - en ese momento Netty - pensó que las fotos se parecían a ella, así que hizo una llamada que cambiaría su vida.

Carlina llamó a Joy White, quien notificó a la policía. Ellos le hicieron una prueba de ADN que demostró que Joy era su madre biológica.

Después de 23 años de espera, Joy se reunió con su hija y todo gracias a que Carlina resolvío su propio caso.

Ann Petty se declaró culpable del secuestro y está cumpliendo una condena de 12 años en prisión.

Si esta historia te ha gustado, no te la quedes para ti y compártela con los tuyos.

F: littlethings