Estaba A Punto De Quitarse La Vida, Y Luego Se Dio Cuenta De Lo Que Tenía Su Perro En La Boca...

Un joven llamado Byron se hundió en una profunda depresión después de que su relación se vino abajo. Él tocó fondo y comenzó a contemplar el suicidio.

Después de un día de consumo excesivo de alcohol, Byron hizo un nudo corredizo con una cuerda y bajó a escribir una nota de despedida a su familia.

Cuando regresó a su habitación, Byron encontró a su perro con la cuerda en la boca. Geo, un perro de seis años de edad, Rare Welsh Bull Mastiff, había agarrado la soga cuando Byron salió de la habitación, y se negó a devolvérsela. Cuanto más intentaba Byron recuperar la cuerda, más fuerte gruñía Geo - algo que el dulce Geo casi nunca hacía.

Al principio, Byron pensó que Geo quería jugar - pero antes de que se diera cuenta, su perro destruyó completamente la soga. Ahora, Byron dice que no estaría vivo hoy si no fuera por Geo. Él cree que su cachorro pasivo sintió lo que iba a hacer, y no iba a dejar que sucediera. Esto fue suficiente para dejar a Byron estupefacto, y lograr que quisiera vivir.

Byron empezó a tratarse su depresión, pero ahora se enfrenta a un gran golpe. Los veterinarios recientemente encontraron un tumor agresivo en la cabeza de Geo, y el cáncer se está extendiendo a sus músculos y huesos. Byron ha creado una web para recaudar fondos para ayudar a pagar el tratamiento médico de Geo, y se enfrenta a que a su fiel perro le queda muy poco tiempo de vida.

La historia de Byron se hizo viral, y por buenas razones. Byron está asegurándose de que Geo viva sus últimos días al máximo, y está agradecido de que su mejor amigo le dio el regalo más grande a él... el regalo de la vida.

Conoce a estos inseparables amigos.

Después de experimentar una ruptura difícil, Byron cayó en una profunda depresión. Un día, la cosa llegó a ser tan dolorosa, que él decidió quitarse la vida. Después de usar un trozo de cuerda para hacer un nudo corredizo, Byron bajó a escribir una carta de despedida a su familia.

alt

Cuando regresó arriba, Byron se dio cuenta de que su perro, Geo, tenía la soga dentro de su boca y se negaba a devolvérsela. Geo, de seis años de edad, siempre fue muy pasivo. Byron estaba sorprendido al ver la agresividad con que actuaba Geo - gruñendo y desgarrando la soga hasta destruirla.

alt

Byron dice que no estaría vivo hoy si no fuera por Geo. Él cree que su perro percibió lo que estaba planeando hacer, y no iba a dejar que eso sucediera. La interacción inesperada hizo que Byron decidiera vivir.

alt

Tristemente, los veterinarios luego encontraron un tumor en la cabeza de Geo. El cáncer se está extendiendo a sus músculos y sus huesos. Geo salvó la vida de Byron, y ahora Byron está trabajando para salvar la de Geo a cambio. Byron ha creado una web para recaudar fondos para el tratamiento médico de Geo.

alt

La historia de Byron se volvió una tormenta viral en Internet, porque demuestra cómo los perros nos dan increíbles regalos y bendiciones, durante el poco tiempo que están aquí con nosotros.

alt

LOS AMAMOS. Compártelo si amas a los perros!

F: littlethings