Estaban Listos Para Desconectarlo. Luego, Los Doctores Notaron ESTO En Su Último Escáner Cerebral.

Sam Schmid estaba empezando en la Universidad de Arizona (EE.UU.), cuando quedó herido de gravedad en un accidente de tránsito de cinco coches. Sufrió lesiones cerebrales tan graves, que el hospital local no pudo tratarlo.

Sam tuvo que ser trasladado al Instituto Neurológico Barrow en Phoenix, donde los especialistas hicieron todo lo posible para salvarlo. El Dr. Robert Spetzler estaba desconcertado por la situación de Sam.

Al principio, Sam estaba totalmente inconsciente, pero su resonancia magnética no indicaba lesiones fatales en el cerebro. Él estaba en un profundo coma, que duró dos meses.

alt

Después de dos meses en coma, parecía que Sam tenía muerte cerebral. Mientras iban pasando los días, el personal del hospital y los familiares empezaron a discutir la donación de órganos.

alt

Entonces, algo increíble sucedió... HORAS ANTES de que los doctores tenían programado desconectarlo, sorprendentemente, Sam levantó dos dedos.

alt

Esto fue justo después de que el Dr. Spetzler había seguido su instinto, y había solicitado realizar otro escáner cerebral. Así, le salvó la vida.

alt

"Les digo a todos, si quieren llamarlo un milagro hoy en día, esto es un milagro", dijo su madre Susan Regan.

alt

"Tengo amigos que son ateos que me han llamado y me han dicho: después de esto, volveremos a la iglesia", dijo.

alt

En siete días, Sam tuvo una recuperación milagrosa, y de hecho, pudo levantarse, hablar, sentarse en la silla de ruedas... Y luego caminar. Todos estaban realmente sorprendidos. Su caso es excepcional.

alt

"En cierto modo, su recuperación fue verdaderamente milagrosa," dijo el Dr. Spetzler. "Es una gran historia sobre los milagros de la Navidad".

alt

Mira el relato completo aquí:

Ahora, Sam está practicando baloncesto!

alt

Esto demuestra que a veces, la vida puede sorprendernos cuando menos nos lo imaginamos. Increíble!

Compártelo!

F: littlethings, Ryan Taewon Kim vía Youtube