Este Frasco De Pastillas Viejo Puede Parecer Inútil, Pero Podría Salvarte La Vida.

Una frase súper conocida, y que seguramente has escuchado antes es: "¡Nunca se sabe!"

Es mejor prevenir que lamentar, y por eso, no está demás llevar un rollo de papel higiénico en la parte trasera del coche, un par extra de zapatos en tu bolso, tener un extintor de incendios en tu casa.. En fin, no hay límites para aplicar el "nunca se sabe".

Siempre hay que estar preparado para cualquier situación imprevista o emergencia, y es por eso que esta idea que verás a continuación, es demasiado genial e inteligente.

Aquí te mostraremos cómo hacer un kit de supervivencia de bolsillo perfecto. Te alegrarás de no haber tirado esos frascos de pastillas viejos - o en realidad, cualquier frasco de plástico que te funcione - porque "nunca se sabe". ¿Y lo mejor de todo? La mayoría de los suministros que usarás son muy baratos! Así que sin mucho dinero ni esfuerzo, estarás listo para cualquier situación. Echa un vistazo!

alt

Retira la etiqueta de tu frasco, y luego límpialo muy bien. Luego, reúne los siguientes elementos:

1. Linterna de emergencia. Una linterna de dos pulgadas se inserta perfectamente en un frasco de pastillas. Si hay un corte de energía, o te quedas sin gasolina en medio de la nada, te alegrarás de tener un poco de luz.

alt

Puedes encontrarlas en Amazon, muy baratas.

2. Fósforos. En caso de tener que encender una vela o una fogata, estarás preparado.

alt

3. Con un poco de pegamento, coloca una tira de material para encender tus fósforos, debajo de la tapa del frasco.

alt

4. Un encendedor miniatura

alt

5. Algún caramelo. Si te encuentras en medio de una larga caminata, o varado en algún lugar, el nivel de azúcar en tu sangre podría empezar a bajar, lo que es especialmente peligroso para los diabéticos. Un caramelo puede salvar tu vida!

alt

6. Papel de aluminio. Un pedazo de papel de aluminio tiene cientos de usos diferentes, como mantener la comida caliente, reparar cosas electrónicas, o hacer una señal en busca de ayuda.

alt

7. Imperdibles o alfileres. Aunque no parezca, estos pequeños imperdibles son muy útiles! Pueden fijar una gasa alrededor de la herida, ayudan a hacer un cabestrillo, o - cuando se esterilizan - podrían sacar una astilla enterrada en la piel.

alt

8. Toallitas desinfectantes. La desinfección es muy importante para la supervivencia. Limpiar una herida es totalmente necesario.

alt

9. Ungüento antibiótico. Un tubo completo de ungüento puede ser costoso y grande. Toma una pajilla o pitillo y córtalo del tamaño del frasco. Luego llénalo con ungüento, y después sella los extremos.

alt

10. Vendajes de tela. Después de que desinfectas la herida y la tratas con antibióticos, estos vendajes son perfectos para mantenerla limpia.

alt

13. Organiza los suministros, a continuación, cuidadosamente dentro del frasco.

alt

Si tienes espacio extra en el frasco, podrías considerar guardar también los siguientes artículos: un gancho de pesca, alambre de la pesca, tiras de cinta adhesiva, gasas, pinzas, o una pequeña navaja de bolsillo.

alt

Ahora tienes un kit de supervivencia completo, que ocupa muy poco espacio. Es el complemento perfecto para tu bolso, mochila, bolsillo, o guantera del coche.

alt

Genial! Asegúrate de compartirlo!

F: littlethings