Estos Bebés No Lo Iban A Lograr...Hasta Que Los Médicos Hicieron Esto.

Mia y Harrison Beckett-Longstaff nacieron 3 meses y medio antes de lo pronosticado, cada uno medía 20 cm.

Como nacieron tan prematuros los médicos le dijeron a sus padres que solo había un 20% de posibilidades de sobrevivencia.

Apenas nacieron,estaban tan bajos de peso que los médicos tuvieron que hacer algo inaudito.

Los envonvieron en plástico y los llevaron a las incubuadoras.

Al principio, todos estaban preocupados porque los bebés nunca lloraron.

Tenían huecos en el corazón y hemorragias cerebrales.

Sin embargo, y en contra de todo pronóstico, los bebés lograron sobrevivir.

Hoy en día los bebés son los más traquilos y felices del mundo.

Todos sus males sanaron.

Muchos creen que el amor de su madre fue el que logró que ellos sobrevivieran. Qué piensas?

F: Daily Mail