La Casa Blanca Se Está Preparando Para Una Erupción Solar Catastrófica.. Que Ocurrirá Pronto.

El gobierno de Estados Unidos se está preparando para una erupción solar catastrófica que podría acabar con la energía eléctrica en todo el mundo durante meses.

La última tormenta solar geomagnética poderosa que golpeó la Tierra ocurrió en 1859, y causó que las líneas telegráficas explotaran, prendiendo fuego a algunas oficinas de telégrafos, y la electricidad falló en toda Europa y América del Norte.

En el mundo actual, mucho más avanzado y tecnológico, los expertos dicen que los efectos serían devastadores. El pulso electromagnético masivo (EMP) de las erupciones solares podría acabar con las redes de electricidad, y sería el fin de la civilización moderna como la conocemos, ya que los teléfonos móviles, las tarjetas de crédito y el Internet quedarían inútiles.

En los EE.UU., los investigadores estiman que el costo de la frágil economía sería de hasta $ 2600 mil millones, de acuerdo con un estudio de 2008 de la Academia Nacional de Ciencias.

alt

El informe advirtió que los cortes de energía debido a una tormenta solar extrema podrían durar meses, o incluso más tiempo, si los transformadores se destruyen.

Una tormenta solar catastrófica llegó aterradoramente cerca, en 2012, pero pasó la órbita de la Tierra sin golpearla.

Debido a que los científicos predicen una probabilidad del 12% de que ocurra una próxima que llegue a la Tierra en 2022, la Casa Blanca está preparando un plan de contingencia.

alt

"Francamente, esto podría ser uno de los desastres naturales más graves del mundo", dijo John Kappenman, consultante del clima espacial.

John P. Holdren Asistente del Presidente para la Ciencia y Tecnología, y Director de la Oficina de Política Científica y Tecnológica, admitió que las tormentas solares plantean un "reto importante".

"El clima espacial es un fenómeno natural que tiene el potencial de causar efectos perjudiciales importantes en el bienestar económico y social de la Nación", dijo. "Esto es un peligro real y presente, se trata de una amenaza real", añadió Bill Murtagh, director asistente del Washington Post.

Un plan de acción y estrategia del clima espacial se centrará en la preparación de los Estados Unidos para el desastre. El plan de seis pasos incluye el establecimiento de un punto de referencia para medir con precisión la amenaza de los eventos, tal como la escala de magnitud Richter que se utiliza para los terremotos, y se centra en la mejora de las tecnologías de predicción.

alt

Uno de los grandes peligros del clima espacial es que los meteorólogos tienen actualmente sólo de 15 a 60 minutos de tiempo de advertencia antes de que suceda un evento extremo.

El plan permitiría que nuevos satélites en el espacio, y nuevas tecnologías en la Tierra, puedan dar una advertencia más adecuada y oportuna de la catástrofe.

La investigación también se centrará en los efectos potenciales que el evento climático tendría en Norteamérica, y su infraestructura crítica, lo que permitirá al gobierno crear un plan de respuesta y recuperación.

Escuelas, universidades, agencias gubernamentales, medios de comunicación, la industria de seguros, las fundaciones sin fines de lucro y el sector privado, estarán todos involucrados si lo peor sucede, de acuerdo con la estrategia.

El Gobierno ya ha dado pasos hacia sus metas, tales como la sustitución de los satélites viejos, que son cruciales para la previsión de las tormentas solares.

También están trabajando en una manera de proteger y regular las redes eléctricas de una tormenta espacial, para disminuir el riesgo de que sean aniquiladas por completo, y están evaluando una propuesta para reemplazar los transformadores de Extra Alta Tensión (MAT) destruidos por un evento solar.

Pero la estrategia advirtió que "hay mucho más por hacer", para proteger a Estados Unidos de la amenaza.

El gobierno de Estados Unidos también está tomando una visión global, y el último paso consiste en trabajar con otros países para prepararse para tal evento. Los pasos son similares a los planes de contingencia para desastres naturales como huracanes, terremotos, sequías e incendios forestales silvestres.

alt

Grandes llamaradas solares son causadas por una acumulación de energía magnética que libera explosiones de radiación en todo el sistema solar. Si bien, hay un flujo constante de partículas que golpea a los planetas del sistema solar - conocido como viento solar - llamaradas y erupciones envían intensas explosiones de radiación y partículas.

Estos varían en frecuencia con la actividad del sol, y a menudo estallan en direcciones lejos de la Tierra. Sin embargo, se cree que eventos solares severos amenazan el Planeta cada 100 años aproximadamente.

Pero la última gran eyección de masa coronal que golpeó a la Tierra, conocida como el evento Carrington, fue una poderosa tormenta solar geomagnética ocurrida en 1859, y se cree que ha sido la más fuerte en 500 años.

Una gran llamarada solar en marzo de este año noqueó las transmisiones de radio en algunas partes del mundo. Pero un fenómeno solar masivo podría interrumpir las redes de transporte, causar apagones e interrumpir satélites, según estudios.

Sistemas de GPS podrían dejar de funcionar, dejando redes de trenes y envíos muy afectados, mientras que la comunicación vía satélite y las comunicaciones por radio de alta frecuencia utilizadas por los aviones, también podrían parar, lo que significa que el transporte global colapsaría.

alt

La extracción de petróleo también se basa en gran medida en el GPS de precisión y puede resultar en una caída de la producción de petróleo.

Las redes eléctricas también podrían fallar, lo que conlleva a apagones, dependiendo de la magnitud de la tormenta.

Los expertos advierten a los individuos para que se preparen guardando un equipo de emergencia con suficiente agua, alimentos y medicamentos, para durar las primeras 72 horas después del evento.

alt

Algunos "creyentes extremos" del fin del mundo han pasado años guardando alimentos, agua y medicamentos, y tienen incluso su dinero invertido en oro.

Otros sugieren el uso de una jaula de Faraday - un contenedor de metal conductor que protege su contenido de influencias electrostáticas y electromagnéticas.

OMG.. ¿Qué opinas? Compártelo!

F: dailymail