Las Enfermeras La Llamaban 'Pulgarcita', Pero 12 Años Después... Esto Es Sorprendente.

Kenadie Jourdin-Bromley es como cualquier niña de 12 años. Ella va a la escuela, le gusta jugar y le encanta dibujar.

La única cosa que es diferente acerca de ella es que solo tiene 91 cm de estatura.

Kenadie fue diagnosticada con un tipo muy extraño de enanismo primordial cuando solo tenía 8 meses y en este momento ella pesa lo mismo que pesaría una niña de 2 años.

La condición es tan extraña que solo afecta a cerca de 100 personas en todo el mundo.

Por el momento no hay tratamientos efectivos para el enanismo primordial. Las características principales de eta condición incluyen desarrollo mental demorado y enfermedades frecuentes.

Otros de los problemas físicos incluyen problemas respiratorios y problemas alimenticios.

Los pacientes con onanismo primordial no responden a terapia de hormonas, pues no es causado por ningún tipo de problema hormonal.

Pesando poco más de 1 kilo al nacer, era tan pequeña que las enfermeras la llamaban ‘pulgarcita’.

Los doctores le dijeron a su madre, Brianne, que ella solo viviría por pocos días.

Pensando que sufriría de daño cerebral severo y que no sobreviviría, los padres de Kenadie la bautizaron el mismo día que nació.

Brianne dijo en una entrevista:

“Nosotros la bautizamos de inmediato porque nos dijeron que la llevaremos a casa a que muriera.”

“Era como estar de luto - la idea de que la vida que imaginaste para tu hijo le fue quitada de repente.”

Pero la pequeña Kenadie, a pesar de todas las probabilidades médicas, sobrevivió su infancia.

Y ahora 12 años después, a Kenadie le está yendo muy bien.

A pesar de tener extremidades subdesarrolladas, dificultades de aprendizaje y huesos frágiles, Kenadie ha desafiado a las probabilidades y las predicciones de los doctores. Le encanta jugar hockey, patinar en el hielo, ir a la escuela y nadar.

“Ella tiene un corazón noble, es amorosa y quiere compartir todo con todo el mundo. Ella es alegre, determinada e independiente,” dijo Brianne.

Brianne siempre siente alegría cada vez que ve a su hija aprender algo nuevo o lograr una nueva hazaña.

Aunque su hermano de 10 años, Tyran, es mucho más alto que ella, Kenadie no piensa en eso.

Todo esto continuará siendo una experiencia para la familia, mientras se preparan para las complicaciones que Kenadie pueda tener en el futuro.

“Tener a Kenadie definitivamente puso a prueba mi fe muchas veces - verla tener problemas no es fácil.”

“Lo que espero para su futuro es que sea feliz y que encuentre cosas que la hagan feliz y la hagan sonreír."

Si este post te ha gustado, no te lo quede para ti y compártelo con los tuyos.

F: littlethings