Pensaron Que Estaba Escondiendo Algo Bajo Su Camiseta. Pero La Realidad Los Dejó En Shock.

Un jubilado sufrió años de tormento después de desarrollar una hernia que se inflaba cada vez que tosía.

Glenn Williams, de 67 años, quedó con un bulto gigantesco tras complicaciones de su cirugía de cáncer de intestino.
Pasó dos años sufriendo con la hernia- que medía 20 cm por 30 cm y era tan grande que las personas la confundìan con cosas robadas.

Una hernia ocurre cuando una parte interna del cuerpo - por lo general el tejido intestinal o graso - sale a través de una debilidad en el músculo o tejido que rodea la pared.
Al Sr. Williams le dijeron que era inoperable.
'La gente mirarme dondequiera que iba. Me afectó no sólo mentalmente y físicamente, sino emocionalmente también.
"Fue muy vergonzoso y deprimente. Fue horrible.'

Con el tiempo, él fue referido a cirujano plástico que le habló sobre un nuevo procedimiento, él pasó de tener una hernia que se inflaba cuando tosía, a ser una persona normal.

"Pensé que la hernia era algo con lo que tendría que vivir después de mi operación cáncer de intestino. Pero por fin puedo mirarme en el espejo sin encontrar mi reflejo repulsivo.

Acá podrás ver el video:
Te gustó este post? Coméntalo y compartelo con todos tus amigos!

F: Daily Mail