Retrasó La Quimio Para Poder Dar A Luz A Su Bebé. Lo Que Pasó Después? DESGARRADOR

Heidi Loughlin, de 32 años, de Portishead, cerca de Bristol, Inglaterra, estaba embarazada de tres meses cuando se le diagnosticó un cáncer raro de mama, agresivo e inflamatorio, a principios de este año. A la madre, también oficial de la Policía Metropolitana, se le recomendó que se realizara un aborto, ya que los médicos le dijeron que debía comenzar el tratamiento para salvar su vida de inmediato, lo que habría sido perjudicial para su bebé por nacer.

Sin embargo, ella puso su propia vida en riesgo, y decidió retrasar la fuerte quimioterapia, en favor de un tratamiento menos eficaz pero que no dañara al bebé. Pero después de que ella recibió la noticia de que el medicamento no estaba funcionando, y que tenía que empezar a tomar drogas más fuertes, tuvo que hacer una cesárea el pasado 11 de diciembre.

Su bebé, Ally Louise Smith, nació con sólo 2 libras de peso, y cuatro días después, ella dijo que su hija estaba "llevándolo muy bien y estaba fuerte". Sin embargo, tan sólo 8 días después de haber nacido, la pequeña falleció.

alt

Al anunciar la devastadora noticia en su blog, junto con un poema, Heidi dijo:

"Ayer por la tarde nuestro corazón se partió en dos, porque tuvimos que decirte adiós".

"Nuestro amor por ti es una hermosa bruma, a pesar de que sólo viviste 8 cortos días. Te besamos, te abrazamos, acariciamos tus pies, y sé que algún día, nos encontraremos".

alt

"Hoy apareció un arco iris, con el más ligero de los tonos, y me pregunté si fue enviado por ti?"

"Nuestra hermosa hija Ally Louise, susurro tu nombre y se desplaza en la brisa... El dolor en mi cuerpo, mi corazón y mi alma, siento que me va a consumir y dejarme vacía".

alt

"Tus hermanos te honrarán en todo lo que hacen, nosotros por siempre tendremos 3 hijos, no sólo dos... Voy a tratar de sanar por ti, y mi cuerpo se desplegará, estarás siempre a mi lado, nuestra hermosa niña".

Rindiendo homenaje a la bebé en Facebook, Marianne Clement escribió: "No hay palabras para expresar mi tristeza por tu pérdida, Heidi. Que puedas mantenerte fuerte durante todo este tiempo increíblemente triste".

Hayley Cole agregó: "No hay palabras para aliviar el dolor de perder a tu hermosa hija Ally Louise. Un ángel en el cielo que cuida de ti".

alt

Heidi, quien también tiene dos hijos, Noah de 2 años y Tait de 1, con su compañero Keith Smith, estaba amamantando a su hijo menor cuando ella se dio cuenta de una erupción en su seno, en febrero.

Los médicos dijeron que tenía mastitis - una condición común en las nuevas madres cuando el tejido mamario se vuelve doloroso y se inflama.

Ella se llenó de alegría al saber que había quedado embarazada de su tercer hijo, meses después.

Pero en septiembre, ella se quedó devastada cuando las pruebas revelaron que tenía cáncer de mama inflamatorio, una forma rara de la enfermedad con un pronóstico típico de dos a cinco años.

alt

Una vez que se diagnosticó el cáncer, le dijeron que también tenía HER2, una proteína que puede impulsar el crecimiento de las células cancerosas. Para combatir esto, ella tendría que tomar la droga poderosa Herceptin.

Le aconsejaron la terminación del embarazo, pero ella dijo que ni siquiera lo consideraría. "No hay absolutamente ninguna manera de no quedarme con el bebé", dijo.

En cambio, ella comenzó una forma de quimioterapia que se considera segura durante el embarazo, con la esperanza de que proporcionaría tiempo suficiente para que su bebé se desarrollara de manera segura. Sin embargo, el tratamiento no funcionó y los médicos aconsejaron que diera a luz antes de tiempo para comenzar a tomar el Herceptin.

Pero fue una decisión "terrible y difícil" para la madre valiente, que incluso, se preguntó si estaba siendo "egoísta".

alt

Ella dijo: "Los médicos dijeron que los riesgos para mí eran mucho mayores que los de traer al bebé al mundo dos semanas antes. Dar a luz a las 28 semanas es riesgoso, pero alrededor del 90% sobrevive".

Lamentablemente, su pequeña bebé no sobrevivió. Heidi debe empezar ahora con un tipo más intenso de quimioterapia y ella sabrá si su cáncer es terminal en marzo.

Una historia muy triste para esta hermosa familia. Esperamos que Heidi salga adelante con su tratamiento, y venza el cáncer. Si esta historia te ha conmovido, compártela.

F: Dailymail