Se Sentía Insegura Y Puso Una Cámara Secreta En Su Casa - Lo Que Descubrió Es Muy PERTURBADOR.

Cuando Ashley Chase comenzó a notar que su ropa interior estaba desapareciendo de su apartamento, ella decidió poner una cámara secreta con la esperanza de arrojar luz sobre el misterio - y atrapó al culpable con las manos en la masa.

Chase, analista financiero de Manhattan (EE.UU.), de 26 años, hizo el sorprendente descubrimiento a principios de septiembre: pilló al superintendente de su edificio oliendo y robándose sus prendas íntimas, lo que llevó a la detención del hombre, José Cedillo, de 32 años, por cargos de robo y pequeño hurto por motivación sexual.

La víctima se presentó ante un gran jurado y testificó en contra de Cedillo, según su abogado. El hombre fue declarado no culpable de los cargos y se encuentra actualmente libre, con $ 50,000 de fianza.

alt

Todo comenzó hace un año, no mucho después de que Chase se mudó al 334 East 55th Street en Manhattan, cuando regresó a su casa después de un fin de semana fuera, y se dio cuenta de que le faltaba uno de sus sostenes.

En las próximas semanas y meses, varias prendas íntimas desaparecieron, incluyendo tres tangas, cuatro sostenes más y un top de bikini, según el New York Post.

alt

Luego, en julio de este año, la inquilina se dio cuenta de que un par de bragas/pantys, que había colocado en el cesto de ropa sucia, desapareció sin dejar rastro, lo que la llevó a la conclusión de que el ladrón de ropa interior tenía que ser alguien que tenía acceso a su apartamento.

alt

Decidida a desenmascarar al culpable, Chase descargó una aplicación en un viejo teléfono inteligente, en la que se activa automáticamente la cámara cuando se detecta movimiento.

Con la trampa puesta, el 4 de septiembre, la mujer se fue a pasar el fin de semana en Long Island, y cuando iba saliendo, se montó en el ascensor junto a José Cedillo.

Diez minutos después de su partida, la mujer recibió una alerta en su teléfono de que alguien estaba entrando en su apartamento.

alt

En la grabación secreta, un hombre identificado por Chase como Cedillo, es visto dentro de su apartamento encendiendo la luz. Luego, se ve que coge alguna prenda y la olfatea.

Al ser interrogado por la policía, el hombre admitió al acto repulsivo, según los informes, diciendo a los investigadores que él le dio una olfateada a las prendas usadas de Chase y luego las tiró a la basura.

El presunto ladrón de bragas también reveló que había entrado en el piso de Chase sin su consentimiento algunos meses antes, pero Chase y su abogado están seguros de que ha pasado más de dos veces.

alt

El abogado de Chase, Benedicto Morelli, dijo a Daily Mail Online que su clienta es una mujer independiente que ha vivido sola durante cuatro años, pero ahora se ha mudado con un compañero de piso, porque está preocupada por su seguridad.

"Ella estaba tan en shock... que se sentía violada y ya no se siente segura", dijo Morelli en una entrevista telefónica.

Morelli se comunicó con el propietario del edificio, Michael Sacchetti, pidiéndole que pidiera disculpas a Chase y reparara lo sucedido como fuera necesario. Pero de acuerdo con el abogado, Sacchetti "no quería hacer las cosas de manera fácil".

alt

"Estamos en una sociedad en la que todo el mundo está preocupado por las desventajas en vez de la responsabilidad", dijo Morelli, quien agregó que su clienta quiere asegurarse de que lo que le pasó a ella, no le pase a otra persona.

OMG... ¿Qué opinas? Compártelo para que otros opinen!

F: Dailymail