Su Hijo Le Mandó Una Horrible Carta Desde El Campamento... Y Tienes Que Leer El Final.

Sus padres recibieron una carta de él desde el campamento. Este chico es un genio.

Queridos padres,

Estamos pasándola muy bien en el Campamento AgarraUnResfriado, nuestro supervisor nos pidió que escribiéramos una carta a nuestros padres en caso de que hayan visto lo de la inundación y se preocuparan.

Estamos bien, la inundación solo se llevó 1 de nuestras carpas y 2 sleeping bags.

Afortunadamente ninguno de nosotros se ahogó porque estábamos en la montaña buscando a Charlie en ese momento. Ah! Y por favor llamen a los padres de Charlie y díganle que está bien.

En otras noticias, me pude montar en un Jeep de rescate y eso fue genial. Nunca lo habríamos encontrado de no ser por los rayos de la lluvia.

El supervisor se enojó con Charlie por ir a una caminata solo y sin contarle a nadie. Charlie dijo que sí había informado al supervisor, pero que fue durante el incendio y seguramente no lo escuchó.

¿Sabían que si uno pone gas en un incendio el gas podría explotar? La madera mojada no se quemó, pero una de nuestras carpas si. Además de nuestra ropa. John se va a ver muy raro hasta que su cabello vuelva a crecer.

El sábado volveremos a la casa si el carro del supervisor se arregla, los frenos parecían funcionar bien. Lo que pasa es que su carro es tan viejo que ni siquiera lo puede asegurar, lo bueno es que nos deja montar a todos! a mi me encanta montarme con otros 9 chicos.
El supervisor es muy querido, no se preocupen, es un buen conductor, de hecho le está enseñando a Travis, pero solo puede manejar en las montañas en donde no hay tráfico, solo camiones.

Esta mañana todos estaban lanzándose de un abismo y nadando. El supervisor no me dejó porque no sé nadar.

Charlie tenía miedo de hundirse por el yeso en su brazo, así que me dejó montar en canoa. Es genial porque se pueden ver los árboles que se hundieron. Nuestro supervisor ni siquiera se enojó porque no usamos salvavidas.
Y adivinen qué? Ya todos ganamos mérito por salvar vidas. Cuando David se lanzó al lago y se cortó el brazo, vimos cómo funcionaba un torniquete, además Raymond y yo vomitamos. El supervisor dice que podría ser intoxicación por el pollo de sobra que comimos.

Ahora me tengo que ir, vamos a mandar las cartas y a comprar balas, no se preocupen por nosotros, estamos bien!

Con amor, su hijo.

Ps: ¿Hace cuánto recibí mi última inyección contra el tétano?

Te gustó este post? Coméntalo y compártelo con tus amigos.

Wimp