Su Sarna Era Tan Horrible Que Ya Parecía De Piedra, Hasta Que Pasó Algo Maravilloso.

Una perrita que ahora se llama Alice, fue encontrada por extraños que vieron que su sarna era tan grave que su piel parecía de piedra.

Las personas que la encontraron se dieron cuenta que esta perrita fue abandonada para que muriera de la manera más horrible, afortunadamente un grupo de rescatistas de animales llegó a su ayuda.

La Perrita se veía muy mal, pero pudieron arroparla y llevarla al vehículo.

Todos después empezaron a aplicar loción en el cuerpo de la perrita para aliviar un poco el dolor.

La perrita pudo tomar su primer baño en mucho tiempo.

Al cuarto día ella muestra una gran recuperación, su piel ya ha sanado.

Tomó 6 semanas para que Alice se recuperara por completo.

Pero ahora es una perrita feliz cuya historia es contada por sus rescatistas para mostrar que todo es posible con amor y dedicación.
F: Daily Mail