Sus Padres Lo Desconectaron Del Respirador A Las 3 Semanas Y Pasó Algo Increíble.

Harrison Ellmer fue diagnosticado con meningitis cuando solo tenía 3 semanas de nacido.

Los médicos y los exámenes aseguraban que tenía muerte cerebral, sus padres hicieron todo lo que pudieron, pero eventualmente tuvieron que aceptar que lo debían dejar ir.

El momento de desconectarlo llegó y sus padres estaban destrozados.

Sin embargo, como por obra de un milagro, el pequeño Harry empezó a respirar por sí solo.

Y siguió respirando! y creciendo! Hoy tiene 3 años.

"Hoy en día tiene un oído un poco sordo y una pequeña parálisis en su cara, pero no es nada relevante para su desarrollo".

Hoy en día sus padres están convencidos de haber presenciado un milagro y ahora su madre está esperando un hermanito.

Ahora si creen en los milagros?

Si te gustó este post, coméntalo y compártelo con todos tus amigos.

F: Daily Mail