Tiene Una Última Petición Que Hacerle A Su Humano. En 1 Minuto, Rompió Mi Corazón PARA SIEMPRE!

Los perros son ángeles maravillosos que se han puesto en la Tierra con el fin de mostrarnos que realmente existe la bondad en este mundo. Estamos rodeados por tantas guerras y odio, pero son nuestros mejores amigos adorables los que siempre estarán allí para confortarnos.

Un perro no juzga en base a la cantidad de dinero que tengas, o qué tipo de coche conduces, o qué ropa te pones; un perro te ama incondicionalmente. Para nosotros, ellos están allí por una pequeña parte de nuestras vidas, pero para ellos, nosotros somos sus vidas enteras.

El poema que leerás a continuación salió en el Chicago Tribune, escrito por el increíble autor Bet Norman Harris, quien, en respuesta a la pérdida de su hermosa mascota, decidió escribir sobre él. Muchos de nosotros hemos sentido el dolor que proviene de la pérdida de una mascota querida, y Harris realmente parece capturar esa pérdida en su hermoso poema: La oración de un perro.

"Trátame con amabilidad, mi querido maestro, porque no hay otro corazón en todo el mundo que esté más agradecido por la bondad que el mío".

alt

"No rompas mi espíritu con un palo, porque aunque debo lamer tu mano entre los golpes, tu paciencia y comprensión van a enseñarme más rápidamente las cosas que quieres que haga".

alt

"Háblame a menudo, porque tu voz es la música más dulce del mundo, como debes imaginarte por el feroz movimiento de mi cola cuando te acercas a mi oído en espera".

alt

"Cuando hace frío y está húmedo, por favor llévame adentro... porque yo soy ahora un animal domesticado, ya no tolero a los duros elementos... y no pido más gloria que el privilegio de sentarme a tus pies junto a la chimenea... Y aunque no tuvieras casa, yo preferiría seguirte a través del hielo y la nieve, que descansar sobre la almohada más suave en el hogar más cálido en toda la Tierra... porque tú eres mi Dios... y yo soy tu adorador devoto".

alt

"Mantén mi cacerola llena de agua fresca, porque aunque yo no debo reprocharte cuando está seca, no te puedo decir cuando sufro de sed. Dame de comer alimentos limpios, para que pueda estar bien, para corretear y jugar y hacer tu voluntad, para caminar a tu lado, y estar listo, dispuesto y capaz de protegerte con mi vida, si la tuya está en peligro".

alt

"Y, querido maestro, si el Gran Maestro decide privarme de mi salud o de la vista, no me apartes de ti. Más bien colócame en tus brazos como manos expertas que me otorgan el don misericordioso del descanso eterno... Y yo te dejaré saber con mi último aliento, que mi destino nunca estuvo más seguro que en tus manos".

alt

Por favor, comparte este hermoso poema con las personas que han pasado, o están pasando por el dolor de perder a un ser querido peludo... Y con todos en general, porque es realmente HERMOSO! Valoremos a nuestros amados peludos!

F: Littlethings