Una Mamá Estaba A Punto De Acabar Con Su Embarazo... Pero Luego Vio ESTO Caer De Su Cartera.

"Hace dos años, Estaba sentada en una clínica de abortos pensando que no tener a Vaida era lo mejor para mi. La gente recuerda fechas de cumpleaños y aniversarios.Pues esta fecha está grabada para siempre en mi cerebro."

"Es un día que siempre recordaré y recuerdo cada detalle de ese día. Creo que esa es la manera de Dios de mostrarme que SU plan es y será más grande que cualquier cosa que yo haya conocido."

"Me senté en la clínica de abortos por casi 7 horas."

"Recuerdo que estaba usando una camiseta rosa que estaba empapada de tanto que lloraba. A continuación está el post de ese día y recuerdo estar llorando todo el tiempo mientras lo escribía. Espero que al compartir esto, su mensaje le llegue a alguien:"

"Hoy estaba en la clínica de abortos. Estaba decidida. Mi novio me estaba engañando. Tengo hijos pequeños, que pensaría la gente?? Seguía diciéndome a mi misma que estoy sola y necesito hacer esto. Sentada ahí, dificilmente podía entender algo a través de las lágrimas. La gente comía comidas rápidas a mi alrededor, riendo y texteando. Por otra parte yo estaba destrozada. Tenía la cabeza abajo, mi cara empapada en lágrimas. Seguía dándome razones para continuar con eso. Seguía diciendo estoy tomando anticonceptivos, esto no debería suceder. Seguía tratando de justificarlo."

"Pero sentía que estaba a punto de tomar una decisión horrible y Dios me estaba dando señales para no hacerlo. Desperté esta mañana, mi hija estaba enferma así que tuve que conseguir una niñera, me perdí, mi coche se averió por 15 minutos. Aunque llegué, le pedí a Dios que me diera una señal para tener las fuerzas de salir de ahí...

La señora me llamó a su escritorio. Último paso antes de regresar. Busqué mi licencia de conducir en mi cartera y cayó una tarjeta que una pareja había dejado en una mesa el Sábado cuando estaba trabajando... Tenía el nombre de su iglesia en ella. En la parte de atrás había un versículo común..."

No temas, pues estoy contigo. No pierdas las fuerzas, pues soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré. Te sostendré con mi victoriosa mano derecha."
- Isaías 41:10

"Supe que Dios me estaba hablando"

"Dos de mis mejores amigas me llamaron justo a tiempo y dijeron cosas muy reconfortantes.

Le dije a la señora que había cambiado de opinión. Cuando iba a salir, una chica de no más de 19 me dice 'vas a hacerlo?' Le dije que no podía. Ella dijo, 'Desearía ser valiente como tu' le dije que ella era valiente y podía hacer lo mismo. Ella dijo que tenía que hacerlo por unas circunstancias muy serias. Cuando me di la vuelta me dijo 'Cuando veas la cara de tu bebé por primera vez vas a estar muy contenta de haberte ido de aquí hoy.'"

"Este es mi testimonio. Si tienes algún comentario negativo puedes abstenerte de hacerlo aquí. No me importa lo que piense la gente. Mis amigos y familia son mi mundo y me apoyan 100% incluso si tengo que hacer esto yo misma, le agradezco a Dios cada día por ellos."

Si esta historia te ha gustado, no te la quedes para ti y compártela con los tuyos.

F: Littlethings