Va A McDonald's Cada Día Desde Que Murió Su Esposa. Ahora Mira Lo Que Hizo El Personal.

Un señor solitario, de 93 años de edad, que come cajitas felices de Mcdonald's casi todos los días, para hacer frente a la muerte de su esposa, se le ha dado una fiesta sorpresa de cumpleaños en el restaurante.

Harry Scott comenzó a visitar el restaurante local en Workington, Cumbria (Inglaterra) al menos seis veces a la semana, después de la muerte de su esposa Martha. Se ha convertido en un cliente tan popular, que incluso tiene su propia mesa.

La semana pasada, para agradecer al Sr. Scott por sus visitas constantes, el personal del restaurante puso pancartas y globos para celebrar su cumpleaños número 93.

alt

Además de comprarle whisky y galletas, también le dijeron al señor Scott que ahora él puede comer sus habituales cajitas felices (Happy Meals) de forma gratuita.

Él dijo: "Los niños que vienen aquí son como míos, ya que yo no tengo propios. Es una compañía para mí".

"Cuando ellos lanzaron la fiesta sorpresa yo tuve que secarme los ojos".

alt

El Sr. Scott perdió a su esposa hace seis años. Luego, en 2013, él comenzó a ir a McDonald's, donde empezó a hacerse amigo del personal y de otros clientes.

Ahora va todos los días, menos los domingos, que va a la casa de su ahijada a comer.

El pensionado normalmente va a la cadena de comida rápida temprano en la tarde para comer una cajita feliz. A veces, él regresa para cenar.

Él dice que sólo ordena las cajitas felices porque tiene poco apetito.

Jack Holliday, miembro del personal, dijo: "Él es un caso aparte. Tenemos clientes regulares, pero él es uno que se destaca. Él es burbujeante y está lleno de vida, incluso a sus 93 años de edad".

Esto me ha arrugado el corazón. ¿Qué opinas? Si te ha conmovido esta historia, compártela.

F: Dailymail